Todos los consejos para recibir un cachorro en casa

Es muy importante el recibimiento que hacemos cuando un nuevo cachorro llega a nuestro hogar, ya que esto va a determinar el modo de vida que él llevará en este lugar que se convertirá en su nuevo hogar. Algunas de las cosas que hay que tener en cuenta para que este recibimiento sea perfecto, es que no haya sustos, poner límites, enseñar, jugar con él y muchas otras cosas más. En lo que sigue te seguimos contamos cómo recibir al cachorro en casa, que es lo que puede hacerse y que es lo que no.

Todo debe estar preparado para la llegada de este nuevo integrante de la familia, tal como si se tratará de un bebé. Es fundamental no subestimar esto, ya que estos primeros momentos van a delinear el después de su comportamiento, cómo se adapte a la familia y el carácter que el tendrá.

Espacio y consejos cuando llega un cachorro

Cuando una familia tiene un hijo, todo está preparado para cuando éste llegue a la casa, siendo lo típico el tener su habitación armada. Bueno, en los cachorros funciona igual, ya que todo debe estar correctamente preparado.

Dentro de estos preparativos, es importante saber tener autocontrol, ya que la relación que entablemos con nuestro perro será más bien perceptivo. En este sentido, las sensaciones que tengamos van a ser percibidas por nuestro cachorro, por lo tanto si hay descontrol, nervios, euforia el también va a sentirlo por lo que nos encontraremos con un animal nervioso o asustado. Es por esto que se aconseja hacer el esfuerzo por tener paz, para así transmitirle esto a nuestra mascota. Esto es fundamenal sobre todo en los primeros momentos, donde al haberse separado de sus hermanos y de su madre, eso es lo que necesita.

Consejos para tener en cuenta cuando un cachorro llega a casa

 

Cuando el cachorro está por llegar a casa, debemos tener cosas dispuestas para que todo pueda salir siempre bien y así ir delineando las normas de su comportamiento. Básicamente son cuatro o cinco las cosas esenciales a tener en cuenta.

Esta primera cuestión esencial está en relación a hacer las necesidades. En este sentido, hay que ubicar un lugar donde el va a hacer sus necesidades, ya que esto va a ayudar a evitar que se acostumbre a hacer sus necesidades por toda la casa, no respetando los límites que nosotros le impusimos y dejando marcados todos los lugares con su olor. Si le enseñamos a hacer bien sus necesidades en un lugar fijo, todo será más sencillo porque al cabo de dos meses el cachorro ya habrá aprendido (este es el tiempo que generalmente tardan, pero es sólo un parámetro, puede ser más o menos de este tiempo).

Otra de las cuestiones es evitar que nuestra casa se transforme en un parque para perros. En este sentido, si desde el principio no le imponemos orden a nuestro perro, todo puede transformarse en un caos. Es por esto que además de darle tranquilidad al cachorro, tal como te contamos anteriormente, también él necesitará límites. Esto implica delimitar los lugares de la casa donde puede moverse o no, ya que de lo contrario transformará la casa en un parque para perros y será muy  difícil controlar sus acciones.

Siempre debe tener el perro disponible un bebedero. Si bien la comida se la daremos a ciertas horas determinadas, la bebida siempre debe estar disponible y fresca para que el pueda hidratarse cuando lo desee.

Por último, siempre conviene que tengan juguetes y mordedores a su alcance, ya que cuando son cachorros son muy inquietos y tienden a mvoer todo lo que ven a su alcance.

Cómo cuidar un cachorro en el parque

Alert Weimaraner waiting for owner to throw ball

Los perros son criaturas sociales. Además de pasar tiempo con sus familiares, a los cachorros también les gusta socializar con otros perros. Los parques para perros proporcionan el lugar perfecto para jugar y hacer ejercicio con otros perros en un entorno seguro y controlado.
Los cachorros presentan una serie de desafíos a sus dueños cuando se presenten a los parques para perros. Los cachorros generalmente son más activos y curiosos que los caninos adultos que podrían llevar a más conflictos con otros perros. Sin embargo, con precaución y preparación, los cachorros pueden disfrutar de los parques para perros mientras aprenden importantes habilidades de interacción social.

Para empezar, los cachorros menores de 4 meses de edad no deben ser traídos al parque para perros. Ellos no han sido completamente vacunados y serán susceptibles a contraer enfermedades de otros perros. Si un perro adulto muestra un comportamiento agresivo hacia él, su cachorro puede ser traumatizado durante una etapa muy importante de su desarrollo social. Pero una vez que su perro está completamente vacunado y listo para estar cerca de los nuevos perros, las visitas al parque para perros le ayudará a desarrollar una buena etiqueta para la interacción saludable con sus compañeros caninos.

La clave para mantener a su cachorro activo seguro en el parque para perros es tener una buena comprensión de cómo su perro va a responder a otros perros. Antes de llevar a su cachorro al parque para perros, comprobar cómo va a reaccionar su perro al momento de conocer a un nuevo amigo canino. Presente a su perro a un amigo o un perro del vecino para evaluar cómo va a reaccionar.
Una vez que haya preparado su perro para entrar en el parque para perros, comenzar de una manera prudente. Comience con una visita de 15 minutos, y poco a poco aumentar la duración de su estancia.

Cómo enseñar al cachorro a acudir cuando se lo llama

Método informal

Usted puede hacer este primer método en cualquier momento y en cualquier lugar. Pequeños cachorros les encanta seguirte alrededor. Use este comportamiento para enseñar ‘venga’. Jugar juegos que se ejecutan alrededor de su casa o el patio y utilizar el nombre de su cachorro mucho. Si él viene a usted y a continuación, usar las palabras para demostrarle que lo esta felicitando.

dog_adestra01

Método Formal

  • Haga que un amigo le ayude. Utilice una delicia si te gusta o sólo entusiasmo. Busque una zona vallada para trabajar o hacer esto en su casa. Practique siempre en una zona segura donde cachorro no puede huir.
  • Coloque una correa de peso ligero en su cachorro, pero no es necesario. Pídale a su amigo que sostenga a su cachorro.
  • Llámelo por su nombre y dígale que vaya
  • Tan pronto como usted dice “Ven aquí”, su cachorro se ejecutará a usted (el que arrastre la correa detrás de él, si él está con correa).
  • Continuar a decir “¡Ven!” o “Ven aquí” con mucha emoción por lo que va a aprender estas palabras.
  • Cuando llega, lo recompensas con el placer o elogios verbales.
  • Dé vuelta a su perro alrededor y pídale que haga lo mismo de nuevo a su amigo. Ambos deben tener golosinas.
  • Repita esto varias veces durante muchos días. Usted puede permanecer a una distancia de 6 pasos y avanzar gradualmente más lejos.

No dudes en dejar tu comentario!

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *