Saltar al contenido

Consejos útiles para tener en cuenta a la hora de bañar a los gatos

febrero 20, 2016

Generalmente cuando hablamos de baño y del higiene de mascotas, lo primero que se nos viene a la cabeza son los perros. Sin embargo en los gatos también es necesario un buena higiene y algunos baños esporádicos. Aunque muchos dicen que el gato es un animal limpio, ya que el mismo se encarga de higienizarse con su lengua, esto no debe interpretarse de este modo, ya que para ellos este acto es más bien un acto de relajación y bienestar. Es por esto que muchas veces esto no alcanza para que nuestro gato se vea reluciente. Dicho esto en lo que sigue te dejamos algunos consejos para que puedas bañar a tus gatos.

462

Es importante señalar de todos modos que no todos los gatos necesitan si o sí de un baño, ya que con un cepillado a diario, puede ser suficiente. Sin embargo, el baño se hace más necesario en los gatos de color blanco que suelen andar en exteriores y pueden mancharse y no estar siempre relucientes. Es en estos casos donde lo ideal es acostumbrarlos desde que son chiquitos al agua, para que no vivan este acto como un evento traumático y estresante. En este sentido, vale señalar que muchos gatos no odian el gato, porque este odio no es innato, ya que sus dueños lo han ido acostumbrados de forma gradual.

PASO 1: ACOSTUMBRAR A LOS GATOS DESDE PEQUEÑOS AL AGUA

Para que el gato no rechace el agua y pueda ir relacionándose con ella, de manera gradual, lo ideal es ir mojándolo cuando es chico con un trapo húmedo y de forma progresiva ir aumentando la cantidad de agua en el trapo y las partes del cuerpo del gato que quedarán mojadas. También se recomienda hacer juegos con el con agua, para que pueda entrar en confianza si lo hacen juntos y siempre es una buena opción darle premios al gato si acepta y se porta bien en el agua.

gato-en-el-lavabo2

Recordá que este paso es esencial, ya que es lo que va a permitir que el baño pueda ser una actividad placentera para el felino, y no algo que lo deje estresado y afligido.

PASO 2: EL CEPILLADO

El segundo paso, que aún no implica el baño propiamente dicho, sino que es un paso previo, es cepillarlo bien antes de que se meta al gato, sobre todo si se trata de una raza que tiene pelo semilargo o largo, como es el caso del Van turco. El cepillarlo antes de tomar el baño permite que durante el mismo no se formen bolas de pelo ni tampoco nudos que sean imposibles de desenredar.

PASO 3: EL JABONADO

Una vez que terminamos con el cepillado, debemos mojar el pelo del gato y aplicarle el shampoo que debe ser especial para gatos ( podemos conseguirlo en cualquier tienda de mascotas). En el caso de las razas con mucho pelo, pueda que sea necesario aplicar dos veces el shampoo, para lograr mejores resultados. Es importante no usar bajo ningún punto de vista los productos que usamos para nuestra higiene, ya que los compuestos de estos podrían dañar la piel del felino.

gato-baño

PASO4: ENJUAGAR Y LUEGO SECAR

El paso que sigue es enjuagar bien al gato con abundante agua tibia, evitando que queden restos de jabón por su cuerpo, ya que esto podría provocar malestares y picazón en el gato.

como_banar_a_tu_gato_2

El último paso es el secado. Para hacerlo debemos tomar una toalla y el secador de aire caliente que usamos las personas (se recomienda acostumbrarlo desde pequeños al uso de secadores para que no se asusten). Es importante regular la intensidad de éste último, para evitar quemaduras en la piel del animal.