Saltar al contenido

La serpiente coral es una opción temida de mascota exótica

enero 29, 2016

Cabe aclarar que la serpiente coral, o como muchos llaman rabo de ají, no es una mascota para cualquiera, porque como todos sabremos pertenece a la familia Elapidae y se trata de una serpiente muy venenosa. En este sentido, si se ha tomado la decisión de adquirir esta serpiente como mascota del hogar, se debe dejar en claro que solo podemos contemplarlo a través del cristal de un seguro terrario.

FALSA CORAL

Una opción para evitar sustos y quizás más segura es adquirir las llamadas falsa coral, ya que por fuera tienen la misma belleza exótica, pero la diferencia es que no es un tipo de serpiente venenosa.

Aquí podems apreciar el aspecto exterior de una Coral y una Falsa Coral:

Diferencias entre corales verdaderas y corales falsas

Hay ciertas diferencias importantes entre las víboras Coral y Falsa Coral, la principal obviamente es que una es venenosa y la otra no. En la imágen podemos evaluar las diferencias que existen entre ellas.

Entre las diferencias principales tenemos:

• Forma de cabeza

• Forma de los colmillos

• Aspecto de los anillos tanto en el número como en el color

• Forma de los ojos

 

 

La primer recomendación para tener este tipo de mascotas en el hogar, es asegurarse que el terrario sea lo más seguro posible. Este debe estar completamente cerrado herméticamente y que sea suficienmente seguro ante posibles escapes.

Lo ideal es colocar en la base del mismo una fina base de pequeñas piedras, ya que en épocas de muda son ideales para que la serpiente pueda frotarse.

La temperatura del terrario debe rondar los 25 a 32 ºC En cuanto a la iluminación, se sugiere que por la noche apaguemos la luz, es decir que tenga períodos de luz de 10 a 12 horas.

Por último, las medidas de un terrario para un ejemplar adulto son 50 cm de ancho por 1 metro de largo.