Saltar al contenido

¿Qué es Tripofobia? definición, causas, síntomas y cura

Hola a todos nuestros lectores, aquí les traemos un nuevo articulo con una nueva fobia que esta dando que hablar a nivel mundial, la Tripofobia. Continue leyendo y encontraras una gran cantidad de información sobre la misma, como sus causas, sus síntomas, sus desencadenantes, así como también su tratamiento. No olvides de compartirlo en tus redes sociales favoritas.

¿Qué es la Tripofobia?

La Tripofobia  es el miedo o la sensación de disgusto al ver varios agujeros juntos. Las personas que tienen tripofobia tienden a sentirse muy inquietas en el momento en que miran las superficies que tienen pequeños agujeros agrupados. Pocos de los ejemplos serían la cabeza de la vaina de la semilla de loto o el cuerpo de una fresa, que también tiene una estructura similar a un agujero. Ciertos individuos comenzarían a sentirse incómodos cuando encuentren estas cosas.

Sin embargo, la tripofobia todavía no se reconoce oficialmente como un tipo de fobia ya que hay estudios limitados que se están llevando a cabo al respecto. Los investigadores también están indecisos sobre si este tipo de fobia debería ser una condición oficial. Ha habido un número creciente de incidentes de personas que temen agujeros agrupados. En ciertos casos, un individuo comienza a entrar en pánico al ver fotos de agujeros muy apretados. La tripofobia es considerada como un problema extraño asociado con el miedo a las formas creadas por la naturaleza.

Un estudio publicado en 2013, sugirió que la tripofobia puede estar relacionada con el miedo biológico a elementos o cosas dañinas. Los investigadores habían estudiado que había síntomas desencadenados por los colores de alto contraste, que se formaron en una disposición gráfica. Tienden a argumentar que las personas que se ven afectadas por la tripofobia estaban en el proceso de tratar de asociar subconscientemente cosas inocuas como las vainas de semillas de loto con animales peligrosos como los pulpos de anillos azules.

Sin embargo, otro estudio publicado en abril de 2017 trató de cuestionar tales hallazgos. También se realizaron encuestas a preescolares para confirmar si este tipo de miedo se basa en cierto tipo de miedo hacia los animales peligrosos o en respuesta a rasgos visuales específicos. Los resultados de la encuesta sugirieron que las personas que experimentaron tripofobia no tienen ningún miedo inconsciente hacia las criaturas peligrosas. Según los resultados, el miedo se desencadenó por la mera aparición de ciertas criaturas. La tripofobia aún se reconoce extraoficialmente porque todavía hay una necesidad de un estudio detallado para comprender el alcance completo del miedo junto con sus causas.

¿Qué puede desencadenar la tripofobia?

Aunque todavía no se encuentra ampliamente disponible una información detallada sobre la tripofobia, hay ciertas cosas que se consideran puntos gatillo según las personas que padecen este tipo de fobia. Los puntos desencadenantes incluyen:

  • Burbujas
  • Vainas de semillas de loto
  • Panal
  • Ojos agrupados
  • Granadas
  • Corales
  • Cantalupo
  • Espuma de metal de aluminio
  • Fresas
  • Condensación

Además de los factores desencadenantes mencionados anteriormente, los animales, que incluyen mamíferos, insectos o criaturas, hay pieles que también pueden ser factores desencadenantes de las personas con tripofobia.

Causas de la tripofobia

Hay ciertas personas que piensan que su miedo a los agujeros es en su mayoría innato, mientras que los estudios de investigación tienden a vincular la tripofobia con la naturaleza y el ADN. Se dice que el cerebro asocia las formas con heridas, enfermedades o peligros. Otra teoría sugiere que la tripofobia se debe a la sensibilización y el acondicionamiento. Otras teorías con respecto a tripofobia incluyen:

  • Evolución: el miedo a los agujeros agrupados puede deberse a la evolución. Cuando las personas se exponen a objetos con marcas de viruela, el cerebro lo percibe como algo malo o peligroso.
  • Problema emocional profundamente arraigado: Puede haber objetos o experiencias de la infancia que pueden desencadenar cierto tipo de miedo en las personas, como las picaduras de abejas. Es posible que el individuo haya experimentado picaduras de abeja, lo que provocó un hinchamiento excesivo de la piel y el aumento de los poros de la piel.
  • Objetos orgánicos: el temor a los agujeros agrupados también puede asociarse con ciertos objetos orgánicos, como ampollas o erupciones en la piel, después de tener varicela o sarampión.

Síntomas de la tripofobia

Se dice que los síntomas se desencadenan cuando un individuo se encuentra con un objeto que se asemeja a pequeños grupos de agujeros o formas con orificios muy apretados. Los síntomas de la tripofobia incluyen:

  • Sensaciones de erizamiento de la piel
  • la piel de gallina
  • Inquietud o incomodidad
  • Ansiedad y ataques de pánico
  • Náusea
  • Temblar
  • Incomodidades visuales como distorsiones, fatiga visual o ilusiones
  • Repulsión
  • Sudoración excesiva

Las reacciones de individuos que sufren de tripofobia son bastante intensas. La fobia también puede desencadenar ataques de pánico en algunas personas, ya que tienen la noción de que algo está viviendo dentro de esos agujeros o pueden caer dentro de los mismos. En el momento en que ven los factores desencadenantes, su miedo crea una sensación de que algo se arrastra bajo su piel. Muchas personas encuentran que los agujeros arracimados son asquerosos y desagradables solo con mirarlos.

Tratamiento de la tripofobia

Una fobia se puede tratar de varias maneras. La forma más efectiva de tratamiento es la terapia de exposición, que es un tipo de psicoterapia que se enfoca en cambiar la respuesta de un individuo a ciertas situaciones u objetos que pueden llevar al miedo. Otro tratamiento común para la fobia es la terapia cognitiva conductual (TCC).

La terapia cognitivo-conductual es una combinación de terapia de exposición junto con otras técnicas para ayudar a controlar la ansiedad y también evita que los pensamientos se vuelvan abrumadores. A continuación se encuentran algunas de las otras opciones de tratamiento que pueden ayudar a controlar las fobias:

  • Técnicas de relajación – Yoga o meditación.
  • Sesiones de conversación: sesiones generales de conversación con un psiquiatra o consejero para comprender mejor sus temores.
  • Medicamentos: incluyen sedantes o bloqueadores beta que pueden ayudar a aliviar la ansiedad y los ataques de pánico.
  • Actividades físicas: realizar actividades físicas y ejercicios para ayudar a controlar los ataques de ansiedad.
  • Estrategias conscientes: incluya estrategias de respiración consciente que promuevan el enfoque y la calma.

El uso de medicamentos ha sido probado cuando se trata de otros tipos de trastornos de ansiedad o problemas de salud mental, pero todavía hay información limitada sobre su eficacia en términos de tratar la tripofobia. También es importante que las personas duerman lo suficiente y eviten las bebidas con cafeína o cualquier sustancia que pueda empeorar su ansiedad. En caso de situaciones temerosas, aprenda a enfrentarlos con la mayor frecuencia posible para evitar el desarrollo de cualquier tipo de fobia.

Dado que la tripofobia tiene algo que ver con la forma en que el cerebro percibe un objeto en particular, su cura, tratamiento y manejo se centraría principalmente en los siguientes métodos terapéuticos:

  • Terapia cognitiva: el objetivo principal de la terapia cognitiva es cambiar la percepción destructiva del paciente para mejorar los síntomas.
  • Terapia de exposición: es una de las terapias comúnmente usadas para tratar la tripofobia. En este método de tratamiento particular, el individuo necesitaría estar expuesto a los objetos, que temen una y otra vez. Por exposición continua, su miedo se reduciría significativamente.
  • Terapia de combinación: esta terapia particular incluiría una combinación de terapia conductual y cognitiva. Con este enfoque, el paciente debería ser capaz de aprender varias formas de lidiar con su miedo y, por lo general, vivir una vida feliz, incluso si se encuentran con factores desencadenantes en el futuro.
    Desde el punto de vista psicológico, una fobia es un trastorno de ansiedad, que se cree que surge debido a un peligro conocido. Por lo tanto, las personas que sufren de tripofobia deben saber que no existe una amenaza exacta para ellos y deben usar terapias para superar sus miedos.

Factores de riesgo de la tripofobia

La información detallada sobre los factores de riesgo asociados con la tripofobia aún no está probada. En uno de los estudios realizados en 2017, se encontró un posible vínculo entre la tripofobia y la ansiedad generalizada y el trastorno depresivo mayor. Según los estudios realizados, las personas con tripofobia tienen más probabilidades de experimentar ansiedad generalizada o un trastorno depresivo mayor. En un estudio previo publicado en el año 2016, también se observó un vínculo entre la tripofobia y la ansiedad social.

Diagnóstico de la tripofobia

Para diagnosticar una fobia, el médico inicialmente le haría una serie de preguntas con respecto a sus síntomas. El médico también le preguntará sobre su historial médico, social y psiquiátrico. Sin embargo, este tipo de fobia no es una condición diagnosticable ya que aún no está oficialmente reconocida por las asociaciones médicas.