Saltar al contenido

¿Sabías que entre el dueño y el perro hay una conexión semejante a la de una madre con su hijo?

A las personas que aman a sus mascotas, nos les parecerá una novedad esto que venimos a contarles, es más, lo van a considerar como una obviedad, pero no deja de ser llamativo de todas maneras. De lo que queremos hablarte en el día de hoy en TenerMascotas es de la conexión de un dueño con su perro. Investigaciones recientes han comprobado que la conexión que una persona puede tener con su perro se asemeja en mucho a la que una madre puede tener con su hijo. Esto tiene una explicación y es de esto de lo que te vamos a hablar!

descarga (4)

Conexión de un dueño con su perro

Un grupo de investigadores de la Universidad Azabu fue el que logró dar luz sobre esta conexión que las personas logran tener con sus perros. Lo que pudo comprobar este equipo es cómo la mirada dispara tanto en el animal como en su dueño, niveles de oxitocina en el cerebro de ambos.

En este sentido, de lo que se trata es que se puede explicar el vínculo especial que un perro tiene con su dueño si se recurre a un proceso hormonal. Lo que sucede es que éste se activa cuando ambos se miran y esto es algo que acontece de manera semejante entre una madre y su hijo.

dogownerhighfive

Hormona Oxitocina

Miho Nagasawa fue quien condujo la investigación en esta universidad japonesa Azabu. Con ella lo que se pudo comprobar es que la mirada entre un dueño y su perro, es decir el cruce de miradas, lo que hace es promover (en los dos) en el cerebro niveles de una hormona que está asociada a los patrones sexuales y al comportamiento paterno y materno, hormona que recibe el nombre de oxitocina.

Ésta hormonada actúa al modo de un neurotransmisor en el cerebro y desempeña un papel esencial tanto en el reconocimiento como en el establecimiento de los vínculos sociales y relaciones de confianza.

dog 3

Información sobre la Investigación

EL estudio realizado consistó en colocar dentro de una habitación a varios perros, todos con sus respectivos dueños y se registró cada detalle de la interacción entre ellos por media hora.

Luego lo que hicieron fue medir los niveles de esta hormona en cuestión en los perros y en su dueño, por medio de un exámen de orina y fue esto lo que permitió comprobar que por el contacto visual que habían mantenido ambos, los niveles de la hormona en cuestión crecieron en ambos.

Este fue uno de los experimentos. También lo que se hizo es rociar con esta hormona los hocicos de algunos de los perros y poner en la habitación varias personas, entre los que estarían sus dueños. La reacción de los animales fue mirar por más tiempo a sus dueños y esto tuvo un efecto en los dueños de ellos, porque crecieron los niveles de esta hormona en ellos también.

Mujer_perro

Conclusión

Estos experimentos, estudios e investigaciones lo que hicieron fue poder llegar a la conclusión de que similares mecanismos intervienen en la conexión de una persona con su perro y una madre con su hijo. De hecho, vamos a ser más explícitos, no son similares mecanismos, sino el mismo. Es decir este mecanismo que participa en el vínculo emocional de una madre con su hijo, que se trata de un incremento de la hormona oxitocina cuando se miran y promueve un fortalecimiento del mismo, es exactamente el que se pone en juego en las relaciones de los perros con sus dueños.
Esto da fundamento a todos aquellos que decían que quieren a sus perros como un hijo, ahora tienen un respaldo científico a esto.