Saltar al contenido

Personas no humanas: Animales inteligentes

¿Hay personas no humanas?Esta figura jurídica se refiere a los animales dotados de gran inteligencia, a los que se otorgan derechos básicos, como el derecho a la vida, a ser libres y no a sufrir abusos físicos o psicológicos.

Algunos juristas, filósofos y biólogos apoyan el concepto legal de personas no humanas. Es una figura jurídica que permite proteger a los animales con habilidades cognitivas e inteligencia notables.Hoy hablaremos de esto: personas no humanas

¿Qué son las personas no humanas?

Actualmente, el concepto de personas no humanas pretende incluir algunas especies de primates más inteligentes, es decir, grandes monos como chimpancés, gorilas u orangutanes.

El objetivo de esta figura legal es hacer cumplir y hacer cumplir los derechos de los animales. Actualmente, de hecho, estos derechos no se respetan en absoluto y la protección de los animales se basa únicamente en las concesiones hechas por ellos.

¿Qué derechos tendrían las personas no humanas?

Hoy en día la protección de los animales garantizada por la ley es casi ridículamente baja. Aunque no es posible otorgarles derechos iguales a los humanos, algunos defensores de la bioética consideran importante enfatizar que los animales como los grandes simios experimentan sentimientos profundos y, por lo tanto, deberían tener algunos derechos básicos.

Estos derechos fundamentales deben incluir, como mínimo, el derecho a la vida, a la libertad y no a sufrir abusos físicos o psicológicos.

Este último derecho es de vital importancia y, de hecho, la figura jurídica de una persona no humana tiene principalmente el propósito de proteger a los primates mantenidos en un estado de aislamiento.

Aunque casi no hay precedentes para la concesión de derechos a los animales, los casos de privación de derechos a ciertos grupos y grupos étnicos son muy numerosos.

¿Quién se clasifica como una persona no humana?

El concepto de persona no humana puede extenderse a cualquier animal. Sin embargo, actualmente se aplica a las cuatro especies de grandes simios más similares a los humanos, en particular a los chimpancés, que son probablemente las especies más conocidas.

El concepto también se puede aplicar a los bonobos y gorilas. Estos animales, sin embargo, se mantienen en cautiverio hoy en día solo en algunos zoológicos donde experimentan una buena calidad de vida y no parecen necesitar apoyo. El caso de los orangutanes es diferente, cuya situación en algunos países ha llevado a exigir la atribución de la figura de una persona no humana.

Quien propone la creación de la figura jurídica de personas no humanas cree que este aspecto es importante incluso si se aplica exclusivamente a estos primates. De hecho, en el futuro podría extenderse a otras especies, promoviendo un comportamiento más responsable en los derechos de los animales.

Actualmente la selección de las especies mencionadas se basa en su similitud con los seres humanos en términos de valores y costumbres.

De hecho, según algunos primatólogos como Jane Goodall, estos animales muestran altruismo, empatía, compasión y sensibilidad y han desarrollado una cultura que se transmite a las nuevas generaciones.
orangután.

¿Por qué es necesario el concepto de personas no humanas?

En general, la figura jurídica de una persona no humana se utiliza para solicitar el hábeas corpus, con el fin de evitar la privación de libertad sin una razón penal.

 

Hay precedentes que han tenido éxito, como el caso del chimpancé Suiza, que vivía en un zoológico en Brasil. Se le concedió el estatus de persona no humana, lo que le habría permitido vivir en un santuario de primates. Desafortunadamente, sin embargo, Suiza murió de envenenamiento.

Argentina es el país donde más casos ocurrieron. Específicamente, se presentaron cuatro hábeas corpus para chimpancés cautivos, gracias a la ONG Proyecto Gran Simio. Esta organización también está presente en países como España.Gracias a esta iniciativa, muchos chimpancés aislados ahora viven en santuarios para primates. Esto les permitió socializar con otros especímenes de su especie.

En los Estados Unidos, el Proyecto de Derechos No Humanos de la ONG ha tratado el tema durante varias décadas y planea extender el concepto a algunas especies de loros, ballenas y otros cetáceos.

En la India, los cetáceos han ganado reconocimiento como personas no humanas y el gobierno ha prohibido los espectáculos de agua.

En conclusión, la decisión de a India de prohibir cualquier tipo de cautiverio para los delfines debe ser bienvenido y va correlativo al pensamiento de Mahatma Gandhi que afirmaba: “La grandeza de una Nación se puede juzgar  por el modo en el que trata a los animales”.

Muchos son los países que comenzaron a acercarse a la cuestión animal, no más en la optica de la simple preservación, sino de los posibles derechos de los animales  desde el punto de vista jurídico, donde los animales han encontrado aún poco espacio ya que hasta ahora han sido consierados como “cosas” a disposición de los seres humanos. Estos derechos jurídicos reconocidos a las personas no humanas son las bases para la construcción de un nuevo modelo de relación hombre-animal.