Saltar al contenido

Peligros de darle a tu perro huesos como parte de su alimentación

Una costumbre que data de hace muchos años es la tendencia de todas las personas ha darle a los caninos como parte de su alimentación, distintos tipos de huesos que van desde cerdo, vaca o de pollo, pero esto sin saberlo puede ser muy nocivo para los perros, derivando en consecuencias muy graves.

1

En el post del día de hoy, te vamos a contar todas las consecuencias y daños que pueden ocasionarle a tu perro, el acostumbrarse a comer huesos como parte de su alimentación, que van desde lesiones en la garganta,  en el tracto digestivo, la boca y también incluido atascamientos de garganta, obstrucciones de vías digestivas y respiratorias, entre otros.

3

Consecuencias en la salud de los perros:

• En las Vías respiratorias: se producen por los atascamientos del material que producen ahogamientos que pueden ser letales.

• En la boca: Debido a la dureza y a las puntas de los huesos esto puede ocasionar heridas de encías, paladar, lengua y vías digestivas.

• En el sistema digestivo: puede ocasionar irritaciones, diarreas o puede en caso contrario causar estreñimiento, también debido a las astillas que contienen se incrustan en el esófago.

2

Los Huesos para perros, ¿Son un mimo o un riesgo?

A menudo le ofrecemos huesos a nuestros perros para que jueguen con ellos, sin embargo éstos pueden ocasionarle serioes problemas de salud.  Si bien existen médicos veterinarios que recomiendan su uso, muchos otros se oponen, en tanto han vivido experiencias en la que perros han visto muy perjudicada su salud como consecuencia de un hueso.

perro-hueso

Se debe tener en cuenta que los huesos cocidos jamás constituyen una buena opción para nustros perros.

En cuanto a los huesos crudos, aún no hay una opinión unánime respecto de sus beneficios o contra, pero a menudo se sostiene que al ser más suaves, son más fácil de dirigerir.

Entre las consecuencias que puede traer el uso de huesos por parte de nuestros perrose se señalan las lesiones orales, la obstrucción de las vías respiratorias y los dientes fracturados, entre otros.

Respecto de las lesiones orales, debido a los bordes filosos que a menudo tienen los huesos, puede producir cortes en las encías del animal, como en su lengua y otras membranas mucosas orales.

Otra de las consecuencias es la obstrucción de las vías respiratorias que se da cuento un hueso o parte de él se desliza por la gargante, llegando a bloquear las vías respiratorias.

Por último, debido a lo fuertes que suelen ser los huesos, pueden provocar rupturas en los dientes del animal.

Huesos a los perros: ¿Se recomiendan?

La mayoría de los huesos son peligrosos para los perros debido a que pueden causar varios problemas de salud. Si bien no todos los expertos están de acuerdo de mascotas sobre este tema, la mayoría de los profesionales de la salud veterinarios pueden decirte un montón de historias de horror relacionadas con los huesos. Estos problemas pueden ocurrir en perros después de los huesos de la alimentación, incluso si son huesos crudos.

las-carnazas-lo-mejor-para-eliminar-el-estres-en-nuestro-perro_n1f9w

Problemas en perros al comer huesos:

  • Dientes fracturados: los huesos son lo suficientemente duros para hacer que los dientes de su perro se agrieten, a veces requiriendo endodoncias o extracciones dentales.
  • Lesiones orales: Los bordes filosos de los huesos pueden cortar de su perro encías, la lengua y otras membranas mucosas orales. Esto no sólo es doloroso para su perro, sino que también puede ser bastante complicado. Los huesos también pueden quedar atrapados en la boca, sobre todo entre los molares del maxilar inferior.
  • Obstrucción Respiratorias: Todo o parte del hueso puede deslizarse por la garganta y atorarse, el bloqueo de las vías respiratorias y la causa de su perro se ahogue.
  • Las complicaciones gastrointestinales: los huesos que pasan a través del tracto digestivo pueden causar graves daños. Un pedazo de hueso puede quedar alojado en el esófago, el estómago o los intestinos. En la mayoría de los casos, se necesita cirugía de emergencia para retirar el hueso. Si los huesos no se atascan, pueden causar irritación al pasar por el tracto gastrointestinal. Por lo menos, se pueden producir vómitos, diarrea o estreñimiento. Sin embargo, los fragmentos de realidad puedan perforar el revestimiento del esófago, el estómago, los intestinos y el colon. Esta es una situación que amenaza la vida.

perro-hueso

Para ayudar a satisfacer las necesidades de su perro para masticar, buscar alternativas más seguras a los huesos. No importa lo que usted da a su perro para masticar, SIEMPRE estar seguro de que usted supervisa su perro. Los juguetes para perros especialmente hechos, huesos dentales y otras variedades convite del perro pueden ser excelentes formas de satisfacer las necesidades de su perro para masticar. De nuevo, asegúrese de hablar con su veterinario acerca de las mejores opciones para su perro.

Huesos para perros: los pro y los contras de su consumo

A menudo corre la creencia que el mejor regalo que podemos hacerle a nuestro perro es un hueso, con el que pueda jugar y entretenerse. Sin embargo, aunque este puede tener algunos beneficios, también puede traer algunos problemas al can. Es por esto que a continuación te hablaremos de los pro y los contras de los huesos para perros.

agebone10_moi_sg

Cabe señalar que por sí mismo o en todos los casos, el hueso no es malo para el perro, es decir si se sabe cuál darle y cómo darselo puede ser un beneficio ara él.

Los pro de los huesos para perros están del lado de ayudar a liberar al animal su estrés, canalizándolo en la mandíbula. También es ideal para los cachorros, para calmas las encías, ya que en esta etapa tienden a morder todo para calmar sus molestias. En relación a esto, también son útiles para ayudar que se caigan antes los dientes de leche del cachorro.

Como contras, se destaca que puede provocar en atragantamientos, que pueden ser muy peligrosos. Es por esto que se recomienda no ofrecerle huesos naturales, ya que además pueden provocar daños sus astillas.

Por último, si el perro hace un uso excesivo del hueso, esto puede conducir a la producción de ansiedad. Se recomienda reemplazar estos huesos por productos similares a estos que se consiguen en las tiendas de mascotas.

Huesos para perros: Paso a paso para hacerlos en casa de manera muy sencilla

Es conocido, que pese a la popular creencia que lo que mejor le podemos regalar a un perro es un hueso, éste puede causarle una serie de daños y perjuicios en la salud. Entre los problemas más frecuentes, se destaca que puede provocar atragantamientos peligrosos y sus astillas pueden dañar su salud bucal. Es por esto que lo ideal es hacerle un hueso apropiado para él, y a continuación te enseñaremos cómo hacerlo.

images (10)

Para hacerlo, lo primero que necesitamos es tener cuero. Es importante estar atentos en el momento de comprarlo, ya que se necesita un cuero específico para estos fines. Lo ideal es que sea un cuero de un animal no graso, ya que lo que necesitamos para hacer este hueso es cuero seco.

Luego, una vez lavado, cortamos un pedazo de este cuero, más o menos del tamaño de una servilleta grande. Es importante prestar atención a que no quede ninguna impureza como grasa en el cuero.

El siguiente paso es enrrollar el cuero. Es recomendabl que la pieza tenga bastantes vueltas, para que el hueso quede grueso y con una adecuada consistencia, para que cuando el perro lo muerda, no se deshaga.

Por último, lo horneamos, durante 30 minutos en un horno a 65 grados. El hueso estará listo cuando la pieza se encuentre completamente seca.

Todos los consejos para lograr hacer un hueso para tu perro

Si de huesos se habla, lo ideal es darle uno de juguete al perro, para evitar que se atragante y otros prejuicios que a menudo éstos causan. En este sentido, cuando se le pregunta a los especialistas cuáles son los mejores para las mascotas, éstos recomiendan el uso de aquellos huesos que éstan hechos de cuero natural.

images (64)

Por este motivo, hacer huesos de juguete para nuestras mascotas, es la mejor opción, ya que además de ayudar a mantenerlos entretenidos a nuestros canes, evitará los riesgos de atragantamiento.

Lo primero que se requiere es cuero, que conviene que sea el especializado para estos fines. Se debe tener en cuenta que lo que se necesita es cuero seco.

Luego, se debe recortar un pedazo del cuero, más o menos del tamaño de una servilleta grande, y limpiarlo correctamente.

Una vez que la pieza se encuentre limpia, se debe enrrollar el cuero, dando bastantes vueltas, para que el gruso del hueso resista las mordidas del perro y sea consistente.

Luego, se debe introducir la pieza al horno, cuya temperatura debe esr de unos 65ºC. Pasados los 30 minutos, la pieza debe estar completamente seca, y este será el punto que indica que el hueso ya está terminado.

Dejá tu experiencia para compartirla con nuestros lectores!