Saltar al contenido

¿Es cierto que los Doberman se vuelven locos cuando van envejeciendo?

Es un mito lo que afirma que los Doberman al envejecer enloquecen porque su cerebro continúa creciendo mientras que la caja craniana no. Realmente afirmarlo es una estupidez. Tal vez el orígen de estas leyendas que circulan alrededor de esta raza sea la gresividad de los proimeros ejemplares.

doberman_18

Este tipo de información es falsa pero circulan impunemente creando dudas sobre esta hermosa raza de guardia y ataque que es tan leal como obediente.

¿Es cierto que los Doberman se vuelven locos cuando envejecen?

Doberman-leather-muzzle-for-agitation-training_LRG

La verdad es que al avanzar en edad al revés, el crebro en todas las especies, incluído el ser humano , va disminuyendo en tamaño mientras que la caja craneana mantiene su tamaño. Y entonces…..¿ porqué se afirma la pavada de que los Doberman tienen ese problema? Porque en realidad es una raza muy joven, creada con cruzas de razas que se supone no muy equilibradas aunque eso en realidad no se transmitió a la raza ya qiue los Doberman son perros absolutamente equilibrados y pueden hasta vivir rodeados de chicos, así sean ancianos. Puede ser que como todo perro anciano pierda vista y olfato y no pueda reconocer como cuando era joven, pero eso puede suceder hasta con un Chihuahua, no está relacionado exclusivamente con la raza Doberman.

Particularidades de la raza Doberman:

doberman-2

• Fué creada en Alemania.

• La esperanza de vida de un Doberman es de 10 a 13 años.

• El temperammento del Doberman es ser leal, obediente, atento e inteligente. Si tienen cierto grado de dominancia, por lo tanto el que elige tener un perro de esta raza debe ser consciente de ello. Se debe reordar ser muy constante en el papel de líder cuando se tieene un Doberman.

• Altura de los Doberman: Entre los 66 a 72 cm los machos y entre 61 a 68 cm. las hembras.

• El peso está entre los 34 a 45,4 los machis y entre 27 a 41 kg. las hembras.

Desde nuestro blog estamos capacitados para afirmar que el mito de que el Doberman se enloquece porque se le agranda el cerebro es absolutamente falso.