Cuando es el momento justo de llegar a la eutanasia de mascotas

La decisión sobre la vida o la muerte de una mascota es un momento difícil no solo para el propietario que está ligado por un lazo profundo sino que también para el veterinario que debe intervenir de acuerdo a su juicio profesional. Una eutanasia de mascotas siempre es un momento terrible. La palabra eutanasia se refiere a “permitir la muerte” y en este caso estamos hablando de eutanasia terapéutica.

eutanasiaarogos3_070

Cuándo prevalece la voluntad de prolongarla vida del animalito:

eutanasiapirotecnia5

Preservar la vida de inútiles sufrimientos pero al mismo tiempo preservar la dignidad de vivir es un punto que deberá resolver el propietario del amado amigo de cuatro patas.

A veces a pesar del diagóstico el propietario desea cuidarlo y mantener con vida a la mascota. Otras veces son los mismos dueños quienes piden la eutanasia por temor a tener que afrontar esperiencias traumatizantes o una experiencia psicológicamente difícil.

En estos casos el veterinario deberá hacer reflexionar sobre la posibilidad o no de poder seguir con una vida normal, tanto para la mascota como para el propietario. Desde ya que variará no solo con la posici´ñon del veterinario ante la eutanasia sino que también la posición del dueño.

¿Qué piensan los veterinarios sobre la eutanasia?

eutanasiadr.turner

No todos los médicos veterinarios coinciden con sus ideas sobre la eutanasia. Hay algunos de ellos que consideran  que vale la pena someter una mascota a terapias solo si hay esperanzas de que el animalito pueda sanarse. Muchos coinciden en que si no es prolongar una agonía. La mayoría piensa que lo importante es que la mascota no sufra y que va relacionado con la dignidad de vida, que pueda comer, jugar, pasear e intercambiar gestos de afecto. En realidad cuando los tratamientos veterinarios no pueden mantener este nivel mínimo de calidad de vida no hay muchas opciones, la eutanasia pasa a ser la solución para poner fin a el sufrimiento del animal.

eutanasia.perro

La mayoría de los médicos veterinarios coinciden es que una vez que se decide por realizar la eutanasia el dueño del animal debe estar presente como un acto de amor por quién estuvo compartiendo su vida con él. Tranquiliza al perro por más que él no sepa que le van a hacer. Es importante para que no se sienta solo.  Además de esa manera se podrá velar porque pase a la otra vida serenamente y sin dolor. Si pudiese hablar, un perro adolorido o muy viejo seguramente agradecería al dueño de haberle dado un descanso sin sufrimiento.

En la actualidad se reavivó el tema de la eutanasia por el tema del perrito Excalbur, que fue sacrificado temiendo al contagio de Ébola con el cuál estaba en tratamiento su dueña, la enfermera española.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *