Saltar al contenido

Consejos para bañar a tu perro de una manera rápida y fácil

Aunque hay muchos perros a los que les gusta el agua y por lo tanto que sus dueños lo bañen, hay muchos otros que no y por lo tanto bañarlos puede terminar siendo una experiencia poco placentera tanto para el animal como para el dueño. Lo que se recomienda es acostumbrar desde que es pequeño al animal, para que de grande pueda tomar esta actividad como algo normal y que de hecho pueda disfrutarlo. Esto es súper importante, porque la higiene es esencial para la salud del animal, por lo tanto no puede evitarse para evitar el mal momento. Es por esto que hoy vamos a compartir con ustedes una serie de consejos para bañar a sus perros de manera fácil y rápida.

images (9)

Actitud positiva en el dueño

Como el dueño sabe que no será una situación fácil la del baño del animal, él mismo ya empieza a tensarse, a ponerse nervioso, todos gestos que el animal va a percibir, y por lo tanto no va a asociar esta actividad con algo positivo.

Es por esto que el primer consejo consiste en que el dueño pueda mantener la calma, para que el animal pueda sentir que nada malo va a pasar. Además se recomienda dar un paseo antes del baño, para que el animal pueda estar más cansado al momento de bañarlo y sea más fácil poder moverlo.

¿Dónde bañarlo?

Con-qué-frecuencia-se-debe-bañar-al-perro

Es importante elegir el lugar donde vamos a bañar al perro antes de empezar con el baño y dejar todos los elementos que sean necesarios próximos a este lugar. Una buena opción puede ser en el jardín, pero si hace frío es recomendable la bañadera. Esto en caso de perros grandes, pero si se trata de los perros mini, quizás el lavatorio puede ser un lugar práctico para hacerlo.

¿Cómo bañarlo?

Es importante que el perro al momento del baño tengo el collar puesto y que con tranquilidad lo llevemos al lugar donde lo vamos a bañar, para que él no se asuste.

Para empezar, lo que se recomienda es comenzar por el pecho y el vientre, usando siempre agua tibia, que no esté ni muy fria ni muy caliente y que la presión del agua sea baja. Una vez que se relajó con el agua, seguimos mojando su cuello, los hombros, el lomo y lo último en mojar es la cabeza.

am_79226_2386694_425532

No olvides de la importancia de que vos mantengas la calma y puedas transmitirle esta tranquilidad al animal. Lo que se aconseja es darle caricias, palabras de contención, que puedan hacer que no tenga miedo de esta situación.

Luego que aplicamos el shampoo, siempre que sea especial para mascotas, lo hacemos con suave movimientos. Existen algunos cepillos que nos ayudan a  masajear mejor la zona y lavarlos mejor, podés usarlos o no. Cuando lo enjuagamos, falta secarlo con toallas viejas. Si querés y tu perro no se asusta, podés ayudarte con un secador de pelo tradicional, siempre a una baja potencia y temperatura.

images (10)

Algunos consejos

Lo ideal es cepillar al animal antes de bañarlo, para sacar todo el pelo muerto y así nos ahorramos de sacar luego todos los pelos que quedan en la bañadera.

Para evitar irritaciones, es importante sacar bien el resto del shampoo, porque la piel de los perros es muy delicada y fácil de irritar. Además, esto puede provocar picazón en el animal, lo que claramente sería muy molesto.

Para terminar, un último consejo. Una sugerencia es no dejar salir, inmediatamente luego del baño al animal afuera, al jardín por ejemplo, porque si el pelo aún está un poco húmedo se ensuciaría muy rápido su pelo.