Saltar al contenido

¿Cómo se puede tratar la hipertensión en perros?

Tal como sucede en las personas, la hipertensión también se da en los perros, pero existe una diferencia con los seres humanos, ya que en las mascotas la tensión arterial generalmente es una consecuencia de otras enfermedads como el hipertiroidismo o la diabetes.

images

De acuerdo con esto, los perros que padecen algún tipo de enfermedad de carácter endocrino, los que son mayores de edad u obesos son más susceptibles a padecer hipertensión.

Las patologías que habitualmente son más determinantes en desencadenar una tensión arterial alta en perros son las que están relacionadas con el funcionamiento metabólico, como es el caso de la diabetes, y las cardiovasculares, es decir patologías del corazón y las renales (riñón).

Antes de comenzar un tratamiento para la hipertensión en perros, es importante acudir al veterinario en busca de un diagnóstico concreto. Una vez conseguido, se evaluará la necesidad o no de un tratamiento.

Los tratamientos más comunes se realizan con fármacos, siendo los más utilizados los llamados bloqueantes, que los hay en dos tipos, los bloqueantes de los canales de calcio y los inhibidores de la enzima de conversión de angiotensina.

Por último, unos consejos útiles para acompañar el tratamiento es reducir el sodio en la dieta y en los casos de obesidad, reducir la cantidad de alimento ofrecida.