¿Cómo lograr que mi perro acepte a un nuevo cachorro?

Si hay una característica que define a los perros es que son muy celosos de sus dueños y cuidadores de lo que considera que es suyo. Es por esto que una de las situaciones más difíciles que puede vivir un perro es el compartir el amor de sus dueños con una nueva mascota que se suma a la familia. Esto empeora cuando este nuevo integrante se trata de un perro, sobre todo un cachorro, que suelen demandar  más atenciones, cariño y sobre todo, que se llevan la miradas de su dueño. Para quienes estén pensando en llevar un cachorro a su casa y ya tienen un perro como mascota, será  importante que tomen en consideración una serie de cuestiones para evitar que nuestra antigua mascota lo viva de manera negativa. Por eso a continuación te contamos ¿Cómo lograr que tu antiguo perro acepte un cachorro? 

perros-21

El objetivo de los consejos que te dejamos a continuación es propiciar la relación entre el antiguo integrante de la familia y el nuevo y nunca generar contras entre ellos. De lo que se trata es de que tu mascota tradicional  no se sienta invadida por la llegada del cachorro a la familia. Por eso nosotros debemos centrarnos en dar a los dos un trato igualitario, sin que haya diferencias y que las costumbres y el cariño que le dabamos a nuestra antigua mascota, no tenga cambios. .

¿Cómo lograr que mi antiguo perro acepte a un nuevo cachorro?

Es el olfato el sentido por excelencia que los perros utilizan para conocer a los demás y vincularse. Es por esto que en el instante que el cachorro ingresa al hogar, nosotros debemos acercárselo a nuestra antigua mascota para que él pueda olfatearlo y así conocerlo.

perro-grande-chico-envidiosos

Otro detalle a tener en cuenta, que no por serlo es menos importante, es que con la llegada del cachorro a la casa, cada perro pueda tener un lugar por separado en el que coman y duerman. El objetivo es que cada uno pueda tener su lugar propio, que los haga  único y que en estas primeras semanas el lugar para estar juntos sea sólo el de esparcimiento. Esta es la mejor manera de que el perro no vea que el nuevo integrante de la familia invade su intimidad.

De todas maneras, cuando ya pasaron algunas semanas, se recomienda que los dueños empiecen a propiciar un mayor contacto entre ellos, por lo que lo ideal sería que ahora también puedan compartir los lugares para comer y dormir. Sin embargo es importante que la acción de juntarlos siempre se dé hacer bajo la supervisión del dueño, para saber cómo la relación entre ellos es buena.

daily_picdump_908_640_85

Es importante que en las situaciones que dediquemos a estar con el cachorro, a hacer juegos con él, no dejemos de lado a nuestra antigua mascota, para evitar que se sienta desplazado. Lo mejor, sería  hacer juegos en el que participen los dos  y que ambos puedan participar

No descuidar la relación con nuestra mascota tradicional

Es absolutamente esencial  que con la llegada del cachorro, la relación que teníamos con nuestra tradicional mascota no cambie en nada, dado que esto ayudará a que ésta última pueda aceptar la llegada del cachorro. Es por esto que no debemos dejar de lado las activiades que haciamos de forma habitual con nuestro perro, porque en caso de hacerlo, lo más probable es que él se sienta desplazado. El objetivo principal es que podamos seguir con las rutinas habituales que habíamos acostumbrado a hacer a nuestro perro, ya sean los paseos, los juegos, las actividades juntos, los mimos, sus costumbres, etc.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *