Saltar al contenido

Animales carroñeros

Muchos animales basan su alimentación en el consumo de carroña, todos conocen el caso de las hienas , los cuervos, para nombrar alguno de ellos. Estos son llamados animales carroñeros. Hay también otros animales  que tienen  un comportamiento oportunista como es el caso de los leones que no solo cazan sino que muchas veces se alimentan de animales muertos o restos que han dejado otros depredadores. Luego, los restos que dejan los carroñeros son usados por los descomponedores.

Hay otros casos de animales necrófagos oportunistas como es el caso de animales tanto omnívoros como carnívoros, como por ejemplo los cuervos o los osos. También el caso de animales que practican el canibalismo, o sea que son depredadores de su propia especie. A continuación pasaremos a conocer los animales carroñeros más conocidos.

Animales carroñeros

Los animales carroñeros también llamados necrófagos, o animales que comen carroña se caracterizan por el hecho de que les encanta alimentarse de los cadáveres, sin participar en la caza ni contribuir a matar a la presa. Esto significa que juegan un papel importante en el ecosistema, ya que eliminan los restos orgánicos antes de que se descompongan.

En este artículo te ayudaremos a aprender sobre estos animales, verdaderos carroñeros del Reino Animal.

Tipos de animales que comen carroña

Los animales necrófagos consumen biomasa en descomposición, especímenes muertos o heridos e incluso muertes por causas naturales. Aunque no parecen jugar, juegan un papel muy importante en el ecosistema, ya que lo mantienen libre de los materiales tóxicos que aparecen con la descomposición. En este artículo, veremos hasta 10 animales que se alimentan de carroña:

1. Buitre

Estas aves rapaces se alimentan de animales muertos, en la mayoría de los casos, pero en ausencia de ellos, incluso pueden decidir cazarlos. Identifican la comida gracias a su poderosa vista, que les permite ver la carroña a varios kilómetros de distancia, en campos abiertos o áreas no boscosas.

Cuando notan los restos de un animal, pueden volverse bastante agresivos con otros animales necrófagos que quieren arrebatar el botín debajo de sus picos. Utilizan las piernas y los picos de forma quirúrgica, para arrancar tendones y carne de los huesos de la carcasa.

2. Cuervo común

Los cuervos poseen un pico grueso que sirve para desgarrar la carne de su presa y es considerado uno de los más grandes “oportunistas” del reino animal. Se alimenta de lo que otros dejan.

Por ejemplo, si vive en áreas urbanas, estará cerca de contenedores de basura o vertederos. Si su hábitat se desarrolla alrededor de las ciudades, la dieta del cuervo común a menudo se basa en animales que han sido golpeados por vehículos. En otras áreas, como la tundra de Alaska, comerá restos de caribú o pájaros.

3. Hienas

Junto con el buitre, estos son probablemente los más famosos, entre los animales que comen carroña.

Viven en África y también pueden ser cazadores expertos, todo depende de la situación. La hiena consume varias partes del cadáver, con la excepción de los pelos, las pezuñas y los cuernos, ya que no puede digerirlos correctamente.

4.Coyote

Un oportunista nato que basa su dieta en todo lo que está disponible, como carroña y restos de animales.

Aunque prefiere carne recién cazada, el coyote puede alimentarse de los restos de ciervos, abandonados por depredadores más grandes.

5. Chacal

Aquí hay otro de los animales que comen carroña que, sin embargo, también puede convertirse en cazador dependiendo de la situación.

El chacal es un animal con hábitos nocturnos y omnívoros, cuya dieta se compone de aves, reptiles, anfibios y pequeños mamíferos muertos. Además, se sabe que está buscando basura.

6. Rémoras

También hay carroñeros marinos, ¿lo sabías? La rémoraes un pez que nada debajo de los tiburones para aprovechar los restos de sus comidas.

Gracias a este truco, logran escapar de innumerables depredadores, ya que nadie se acercará a ningún tiburón. Verdaderamente un animal astuto y oportunista como pocos.

7. Demonio de Tasmania

Pequeño y nocturno, este animal australiano se alimenta de lo que encuentra y, gracias a sus afiladas mandíbulas y dientes, puede devorar a una presa, que incluye huesos y piel, en pocos minutos.

A veces, también puede alimentarse de cadáveres de vacas y ovejas.

8. Erizo

Este es también uno de los animales necrófagos más famosos. Vaga por la noche y aprovecha todo lo que encuentra en su camino: lombrices de tierra, caracoles, orugas, cucarachas, hongos y frutas. Como puede ver, esta es una dieta muy variada.

El erizo no caza, pero encuentra su alimento olfateando el suelo. Generalmente consume restos de animales antes del período de hibernación, cuando tiene que acumular tanta grasa como sea posible para soportar muchos meses sin comer.

9. Cangrejo

Este crustáceo come cualquier tipo de pescado, así como estrellas de mar, caracoles o erizos de mar.

También puede basar su dieta en huevos de otras especies y en cualquier organismo muerto que “caiga” en el fondo del mar.

10. Cucaracha necrófaga

Este insecto carroñero pertenece a la familia Silphidae (a su vez dividida en Silphinae y Nicrophorinae). Parece un escarabajo de no más de 40 milímetros y se alimenta de cadáveres de animales en descomposición. A veces, entierra invertebrados muertos para preservarlos y, de esta manera, alimentar a la descendencia.