Saltar al contenido

Mangosta [Fotos, Curiosidades, Características, Habitat, Alimentación]

Las mangostas son pequeños mamíferos pertenecientes a la familia Herpestidae con muchas características únicas. ¡En esta lección aprenderemos más sobre lo que las hace que sean tan interesantes, incluyendo lo que comen, dónde viven, cómo se ven, cómo se reproducen y qué las hace capaces de luchar contra una cobra adulta!.

Características de las mangostas
  • Cuánto mide: Su longitud varía entre 30 cm a 1 metro
  • Cuanto pesa: Su peso varía entre 2 y 5.5 kg
  • Donde vive: La mayoría de las especies de mangostas se encuentran en África, pero algunas también viven en el sur de Asia y la Península Ibérica. A su vez se han introducido en otras áreas del mundo, como las islas del Caribe y Hawai.
  • Qué come: Aunque son carnívoras, muchas mangostas también comen plantas y frutas. Entre sus dietas principales se encuentran los insectos, pequeños reptiles, pequeños roedores y pájaros. También comen huevos de estos últimos cuando están disponibles,
  • Cantidad de especies: Existen 33 especies de mangostas
  • Cómo se reproducen: Un macho dominante elige las hembras con las que desea aparearse. La madre luego cría a los pequeños por su cuenta. Por lo general, solo tienen una cría a la vez, aunque algunas especies producen hasta cuatro.
  • Tiempo de gestación: El período de gestación varía entre 6 y 17 semanas
  • Esperanza de vida: Pueden vivir hasta 10 años

¿Sabías?

Un estudio reciente realizado por científicos de la Universidad de Exeter descubrió que las mangostas congregadas transmiten tradiciones (relacionadas con el forrajeo) de generación en generación. Esta práctica se pensaba anteriormente reservada para los humanos y los llamados animales superiores, como otros primates.

Características de las mangostas

Las mangostas son carnívoros africanos y asiáticos de la familia Herpestidae. Son mamíferos pequeños, largos y delgados, algunos de los cuales son más conocidos por su disposición y habilidad para atacar y matar serpientes venenosas. En el pasado, los miembros de la familia de las mangostas se incluyeron con las comadrejas (familia Mustelidae), y a veces, con las civetas (familia Viverridae).

La mangosta más grande es la de cola blanca (Ichneumia albicauda) del sur de África y Arabia. De la cabeza a la cola, mide aproximadamente 40 pulgadas (1 m) de largo y pesa aproximadamente 9 lb (4 kg). Dos especies de mangostas enanas (Helogale spp.) viven en las sabanas de la región alrededor de Etiopía. Pueden tener solo un pie (30 cm) de largo, incluida la cola.

Las mangostas tienden a pararse sobre sus patas traseras para inspeccionar sus alrededores. Utilizan sus colas, que pueden ser tan gruesas en la base como su cuerpo, para mantener el equilibrio. Los brazos delanteros cuelgan libremente mientras miran a su alrededor.

Dieta de las mangostas

Aunque son carnívoras, muchas mangostas también comen plantas y frutas. Sin embargo, la mayoría prefiere carne de alguna variedad, ya sea insectos, pequeños reptiles o pequeños roedores y pájaros. También comen los huevos de estos últimos cuando están disponibles, haciéndolos rodar contra las rocas para romperlos. Las mangostas de los pantanos (Atilax paludinosus) de los ríos del África subsahariana también rompen las conchas de los cangrejo de la misma manera. Una especie asiática es tan experta en comer cangrejos que se le llama mangosta cangrejera (Herpestes urva). Después tenemos a las Atilax que comen huevos de cocodrilo y a las populares mangostas que matan serpientes. Tienen una gran agilidad y energía y pueden continuar peleando mucho después de que la serpiente se haya cansado.

Habitat de las mangostas

La mayoría de las especies de mangostas se encuentran en África, pero algunas también viven en el sur de Asia y la Península Ibérica, según National Geographic. Algunas especies de mangostas se han introducido en otras áreas del mundo, como las islas del Caribe y Hawai.

Las mangostas viven en madrigueras hechas de un complejo sistema de túneles o en árboles en muchos tipos diferentes de paisajes, incluidos los desiertos y los bosques tropicales. La mangosta de cola espesa, por ejemplo, vive en bosques de tierras bajas cerca de ríos. La mangosta gambiana vive en zonas con praderas, matorrales costeros y bosques.

Comportamiento de las mangostas

La mayoría de los miembros de la familia de las mangostas son solitarias, y generalmente cazan de noche. Algunas, sin embargo, son bastante coloniales como las suricatas. Si te encuentras con ellas, verás una hilera completa de estas curiosas criaturas paradas de pie sobre sus patas traseras, luciendo como hombres pequeños de 15 pulgadas (38 cm) de altura, peludos y desaliñados que protegen los ingresos de sus guaridas rocosas. El suricato gris (Suricata suricatta), vive en Angola, Namibia y Sudáfrica. Tiene anillos distintivos alrededor de los ojos. En la misma región se encuentra la suricata roja o la mangosta amarilla (Cynctis penicillata). Algunas veces las dos especies compartirán madrigueras. Las suricatas han sido domesticadas con frecuencia, y en cautiverio comerán una cantidad considerable de fruta.

Las mangostas que viven en colonias trabajan juntas para defenderse de un animal más grande que puede estar atacando a uno del grupo o tratando de invadir su guarida. Algunos de ellos, especialmente la mangosta congregada (Mungos mungo) de la mayor parte del África subsahariana, también cazan en manadas. Mientras buscan los escarabajos que les gustan, se comunican con llamados continuos y de baja frecuencia. Todas las mangostas dejan rastros perfumados de las glándulas situadas en las mejillas y alrededor del ano.

Reproducción de las mangostas

En macho dominante elige a las hembras con las que quiere aparearse. La madre luego cría a los pequeños por su cuenta. Por lo general, solo tienen una cría a la vez, aunque algunas especies producen hasta cuatro. La mayoría de las crías nacen ciegas y ligeramente peludas después de un período de gestación que varía de 6 a 17 semanas, según la especie. Sin embargo, aquellas que viven en colonias tienen un método de cuidado infantil bastante diferente. El cuidado de la descendencia es responsabilidad conjunta de todos los adultos, que se turnan para cuidar niños mientras otros miembros de la manada se alimentan. Los cazadores exitosos llevan comida a los bebés y pueden tomarse un tiempo para jugar con ellos antes de volver a salir. La cantidad de camadas que puede tener una mangosta cada año depende del clima y el suministro de alimentos.

Algunas especies de mangostas

La mangosta más común es la pequeña mangosta india (Herpestes javanicus). Este animal no solo está muy extendido en su propia tierra natal, sino que también ha sido introducido en otros lugares debido a su habilidad para matar ratas. Ahora se encuentra en las Indias Occidentales y las Islas Hawaianas por esa razón. Sin embargo, estas mangostas introducidas causan un gran daño ecológico y son en gran parte o en parte responsables de la extinción o el peligro de numerosas especies de anfibios, reptiles, aves y pequeños mamíferos.

La mangosta liberiana (Liberiictis kuhni) no fue descubierta por el mundo hasta 1958. En ese momento, era un alimento favorito de los pueblos nativos en Liberia, en África occidental tropical. No se ha visto con frecuencia desde entonces, y la UICN la considera en peligro.

Hay cuatro especies (una de cada cuatro géneros) de mangosta en la isla de Madagascar, en el este de África. Están en una subfamilia separada porque tienen una estructura ligeramente diferente a la de las especies africanas y asiáticas. También son probablemente las únicas mangostas que viven en parejas. Una especie, la mangosta de cola anillada (Galidia elegans) viven más cómodamente en los árboles que en el suelo, aunque también nadan. Dos especies tienen rayas longitudinales más definidas que otras mangostas. La mangosta malgache de rayas angostas (Mungotictis decemlineata) y la mangosta malgache de rayas anchas (Galidictis fasciata) las cuales poseen un trazado negro y beige. Las mangostas de Madagascar son especies en peligro de extinción, principalmente debido a la pérdida de hábitat y la caza.

Datos interesantes sobre la mangosta

  • Hay una gran variedad de tipos de mangosta (más de 30 especies). Si bien la mayoría son terrestres, algunas son semiacuáticas o arbóreas. Algunas especies son nocturnas, mientras que otras son diurnas.
  • Las mangostas generalmente tienen cuerpos largos, con patas cortas, orejas redondeadas, hocicos cónicos y caras largas. Su pelaje tiende a ser marrón o gris, sin embargo, algunas especies tienen rayas o colas anilladas. Son animales increíblemente adaptables, que se aprovechan de una gran variedad de especies y se adaptan a una amplia gama de hábitats.
  • Las mangostas usan chillidos para advertir a otras de la presencia de peligro. Al escuchar una llamada de alarma, se apresurarán a ingresar rápidamente al hoyo más cercano por seguridad. En las especies que viven en grupos, las mangostas se turnan para ser el centinela, buscando el peligro.
  • Si bien las mangostas a menudo viven en madrigueras, rara vez las cavan ellas mismas, en su lugar optan por mudarse a madrigueras vacías dejadas por otros animales.
  • Un estudio reciente realizado por científicos de la Universidad de Exeter descubrió que las mangostas congregadas transmiten tradiciones (relacionadas con el forrajeo) de generación en generación. Esta práctica se pensaba anteriormente reservada para los humanos y los llamados animales superiores, como otros primates.