Saltar al contenido

20 animales más raros del mundo

Los científicos han estimado que hay 8,7 millones de especies animales en la Tierra. Algunos de estas son feroces (leones, tiburones, tigres), otras son adorables (conejos, ciervos, nutrias) y otras son, bueno, raras. En todo el mundo, encontrará animales únicos que exhiben características y comportamientos realmente notables y extraños. Desde una rana que muestra sus órganos hasta una cabra que se desmaya cuando se asusta, aquí les dejamos un listado con los 20 animales más raros del mundo.

Los 20 animales más raros del mundo

1. Sparklemuffin

Esta araña fue descubierta dentro de los bosques del Parque Nacional Wondul, cerca de Brisbane, en 2015. Con el nombre científico de maratus jactatus, sparklemuffin obtuvo su nombre coloquial de la investigadora Madeline Girard de la Universidad de California, quien descubrió la especie. Estas coloridas arañas miden solo cinco milímetros de largo y muestran una danza de apareamiento característica, donde los machos levantan una pata para señalar a las hembras.

2. Águila arpía

Con una mirada que sugiere un cruce entre una cacatúa y un ave de rapiña, el águila arpía es una de las aves más distintas del planeta. Sus alas pueden extenderse más de dos metros de ancho, llevando a estas aves de 20 libras sobre las selvas tropicales de América Central y del Sur, donde cazan grandes mamíferos como perezosos y monos. Las águilas arpías están amenazadas por la pérdida de hábitat, pero se pueden ver aun en el zoológico de Belice, un santuario para especies nativas aproximadamente a una hora en las afueras de la ciudad de Belice.

3. Coatimundi

Un animal raro de ver en la mayor parte de los Estados Unidos, el coatimundi es una especie común en América Central y del Sur que ocasionalmente se puede ver en el suroeste de Estados Unidos. Allí, asume el papel del mapache en la cadena alimentaria, buscando frutas, lagartijas, roedores y huevos, además de asaltar ocasionalmente el bote de basura. Puede encontrar coatimundis desde Uruguay hasta Texas, pero tenga cuidado: aunque pueden verse lindos y tiernos, los coatimundis, según los informes, son terribles mascotas domésticas.

4. Cigüeña de Jabiru

La mirada oscura y deslumbrante de una cigüeña de cinco pies de altura puede ser algo aterrador para los viajeros ocasionales. Estas fascinantes aves pueden exhibir tendencias territoriales, como se vio en un incidente infame que ocurrió en el Zoológico de Belice. Se tuvo que realizar un techo sobre la plataforma de observación de visitantes después de que una cigüeña jabiru intentó apuñalar a los clientes desprevenidos con su pico de 14 pulgadas de largo. Las cigüeñas Jabiru son nativas de América Central y del Sur, donde normalmente se alimentan de pequeños mamíferos, peces y anfibios.

5. Ajolote

Este notable anfibio es nativo de una pequeña serie de lagos y canales cerca de la Ciudad de México. Estos proporcionaban una importante fuente de alimento para los aztecas, se cree que la población salvaje de ajolote se ha reducido a unos pocos individuos debido a la pérdida de hábitat. El Axolotl puede crecer a longitudes de 18 pulgadas y se caracterizan por un conjunto único de branquias externas junto con la capacidad de volver a crecer por completo las extremidades perdidas.

6. Rata topo desnuda

Las ratas topo desnudas se ven comúnmente en el este de África, excavando en las praderas secas de Etiopía, Somalia y Kenia. Esta ha desconcertado a los científicos durante décadas gracias a una serie de rasgos biológicos inusuales. Son extrañamente longevas para ser roedores; algunas se han documentado que vivieron hasta los 32 años. También son resistentes al cáncer y son capaces de vivir en un ambiente con una pequeña cantidad de oxígeno durante horas y horas. Son una vista común en los zoológicos de todo Estados Unidos.

7. Pangolín

Los pangolines son el único mamífero conocido con escamas. Su hábitat cubre partes de África central y occidental, India y el sudeste asiático. Cuando son amenazados por depredadores, los pangolines se enrollan en una bola defensiva, protegidos por su capa de escamas de queratina en forma de armadura. Lamentablemente, estos insectívoros son uno de los mamíferos más traficados ilegalmente en el mundo. Se cree que sus escamas tienen poderes medicinales en partes de Asia, y aunque existe una prohibición internacional sobre su comercio, la cantidad de pangolines silvestres ha disminuido drásticamente como resultado de la caza furtiva.

8. Demonio de Tasmania

El demonio de Tasmania es el marsupial carnívoro más grande del mundo. Aunque los demonios pueden parecerse a un perro pequeño, estos animales nocturnos llevan a sus crías en bolsas. En los últimos años, las poblaciones de demonios de Tasmania se han desplomado a raíz de un cáncer natural llamado Enfermedad del tumor facial del diablo. Sin embargo, los cuidadores del Tasmanian Devil Unzoo, un santuario de vida silvestre dedicado a rehabilitar demonios e investigar la enfermedad, dicen que los animales se están adaptando para defenderse.

9. Equidna

El equidna habita en parte en el mismo territorio que el demonio de Tasmania, aunque su área de distribución también se extiende a la parte continental de Australia. Los equidnas son uno de los dos únicos mamíferos que ponen huevos. Aunque se parecen a un puercoespín, los equidnas son en realidad un pariente lejano del ornitorrinco, que se cree que evolucionó hace 20 a 50 millones de años a partir de un ancestro acuático. Los equidnas se alimentan en el suelo del bosque en busca de hormigas y termitas, utilizando sus largos hocicos para capturar presas.

10. Casuario del sur

El único ave no voladora nativa de Australia, el casuario puede crecer hasta más de seis pies de altura y pesar casi 190 libras. Los viajeros pueden verlo en su hábitat nativo en el Parque Nacional Daintree de Australia. Aunque los casuarios comen exclusivamente frutas, se debe tener cuidado con ellas. Se han ganado la reputación de ser “el pájaro más peligroso del mundo” gracias a las garras afiladas que usarán para defenderse de los perros y las personas que se acercan demasiado.

11. Bilby

Hace veinte millones de años, el bilby se separó de la familia bandicoot, creando un marsupial que parece una combinación de un lechón, un conejo y un bandicoot. Hoy, el bilby disfruta de un estatus icónico como la versión australiana del Conejo de Pascua. Cada abril, los bilbies de chocolate pueblan los estantes de las tiendas de Down Under en un esfuerzo por crear conciencia sobre el animal nativo que ha perdido alrededor del 80 por ciento de su población en los últimos 200 años.

12. Cocodrilo Gar

Este temible pez es una reliquia de la era de los dinosaurios, que se remonta a unos 100 millones de años y llega a medir más de dos metros y medio de largo. Sus hocicos parecidos a reptiles albergan filas de dientes afilados y una adaptación permite que este pez realmente respire aire. Aunque intimidantes en tamaño y armamento, los cocodrilos gar son criaturas dóciles que se pueden encontrar nadando pacíficamente en ríos y lagos de agua dulce desde el Río Grande hasta el Río Missouri.

13. Carpincho

El roedor más grande del mundo es omnipresente en gran parte de América del Sur, donde camina con dificultad a través de sabanas y selvas tropicales pastando pastos y plantas acuáticas. Los capibaras son animales increíblemente sociales, a veces se congregan en grupos de hasta 100. Estas criaturas gentiles tienen la reputación de convivir con otros animales y vivir más de una década en cautiverio. A su vez tienen menos éxito en la naturaleza ya que son la presa favorita de jaguares, pumas y cocodrilos.

14. Murciélago vampiro

A diferencia de otros murciélagos, que se alimentan de frutas e insectos, los vampiros han evolucionado para alimentarse de sangre. Solo existen tres especies, todas las cuales se pueden encontrar en las Américas, aunque ninguna tan al norte como los Estados Unidos. Los murciélagos vampiros detectan a los animales dormidos, como el capibara, mediante el sonido y luego usan sensores infrarrojos para localizar los puntos calientes de alimentación de sus presas antes de excavar con incisivos y caninos de gran tamaño.

15. Kinkajou

El kinkajou es el único mamífero arbóreo conocido que no está relacionado con los primates. Estos pequeños mamíferos, que crecen hasta aproximadamente dos pies de largo y pesan solo 10 libras, hacen sus hogares en los bosques desde Yucatán hasta el Amazonas. Los kinkajou usan una cola prensil para acceder y devorar frutas en lo alto del dosel del bosque. Son más activos por la noche y ocasionalmente se los puede ver descendiendo en los patios de los resorts de la selvas tropicales.

16. Pez murciélago de labios rojos

Esta extraña criatura vive en las Islas Galápagos. Es un nadador terrible, por lo que tiene una pequeña protuberancia en la cabeza para atraer a sus presas.

17. Cangrejo yeti

Este pequeño fue descubierto en 2005 en el Océano Pacífico Sur. Vive cerca de respiraderos oceánicos profundos.

18. Tenrec rayado de tierras bajas

El tenrec rayado de las tierras bajas se encuentra en Madagascar. Come gusanos e insectos.

19. Mara patagónica

Es un conejo, ¡no, espera! – ¿Es un canguro? No, es la Mara patagónica. Viene de Argentina y son pequeños monógamos.

20. Lamprea

Un poco aterrador … este pez no tiene mandíbula. Algunas especies de lamprea chupan la sangre de otros peces.