¡Ultima tendencia! Padrones de Amigurumis: Mascota tejida al crochet

Muchas veces no es posible llevar un animal al hogar para que ocupe el lugar de mascota de la familia, ya sea porque no se cuenta con las comodidades para darle una buena calidad de vida a él, o porque no se tiene el tiempo para hacerse cargo de él, o simplemente porque resulta muy costoso. En estos casos, no todo está perdido para los pequeños de la familia, ya que pueden tener su mascota pero distinta, una mascota tejida al crochet. En esta moda de los amigurumis, es idel regalarle a los niños amigurumis de animales para que ellos puedan adoptarlos como su nueva mascota. Veámos de qué se tratan estos amigurumis y cuáles son los patrones clásicos.

descarga (1)

En la actualidad estos amigurumis se han vuelto una verdadera tendencia. Es por esto que se los puede considerar como una alternativa para los niños sí de mascotas se habla, ya que estos peluches pueden transformarse en un todo en un amigo y compañero íntimo de los pequeños.

Consideraciones sobre los amigurumis

El término amigurumi significa peluche tejido y a pesar de ser una técnica originada en las culturas orientales, en la actualidad está muy de moda en las culturas occidentales. Se trata de pequeños peluches tejidos con la ténica del crochet y generalmente éstos son animalitos, tales como perritos, gatitos, ositos, etc.

Mascotas tejidas al crochet

Se considera a los amigurumis como una alternativa de mascotas para los niños a partir de basarse en los significados que la tradición japonesa le atribuye a éstos peluches. En la misma, se considera a estos muñequitos mucho más que una figura decorativa o simple juguete, ya que éstos alimentarían el espíritu del niño que toda persona lleva dentro de sí. En este sentido, desde esta cultura, se le supone a cada amigurumi un alma, que acompañará a su dueño, lo protegerá y se trasnformará en un verdadero amiguito y confidente para la vida, dando contención, consuelo y protección ante situaciones de tristeza o confusión.

descarga (2)

Teniendo en cuenta lo anterior, se entenderá por qué un amigurumi puede transformarse en un todo en una mascota para los niños, ya que, salvo la diferencia de que se trata de un objeto innamiado, por el resto, tendrá idénticas funciones con las mascotas reales.

Patrones de amigurumis

Es difícil lograr identificar un primer patrón de amigurumi ya que hoy en día hay un sinnúmero de estos muñecos. Pese a esto, existen tres patrones clásicos de amigurumis que a continuación detallaremos.

En primer lugar se encuentran los amigurumi clásicos. Éstos se caracterizan por tener cuerpos delgados y alargados, con extremidades muy largas y con pocos rasgos de expresión y detalles. Un ejemplo típico de éste patrón son los amineko, que generalmente tienen la capacidad de remontarnos a aquellos tiempos en los que se jugaba con muñecos de trapo, ya que son muy parecidos.

amineko

El segundo patrón es el amigurumi kawaii. En este caso, se trata de muñecos más pequeñitos, y que se caracterizan por tener una estética mucho más tierna y adorable. En sus cuerpos suele tener gran primacía la cabeza, por lo que se los ve como cabezones. Los colores utilizados en éstos suelen ser más de la gama de los pasteles, y suelen tener una gran cantidad de detalles y combinaciones diferentes.

juguetes kawaii

El último patrón son los amigurumi frikis. Podría decirse que éste es el patrón de amigurumi libre, donde se puede dar rienda suelta a la imaginación, porque en éste está permitido moldear casi cualquier cosa, por ejemplo dibujos animados, personajes de nintendo, etc. Puede ser muy divertido hacer los amigurumis en este patrón, ya que se puede encarnar personajes históricos.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *