Qué puedo hacer si mi perro es potencialmente peligroso

Es fundamental que los dueños tengan en cuenta una serie de aspectos cuando su mascota es potencialmente peligrosa. En este sentido, en la Ciudad de Buenos Aires hay una ley que contempla algunos tipos de perros y razas particulares que están asociados a lesiones y mordeduras como sucede en muchas ciudades de diferentes países. Es por esto que en lo que sigue te damos una serie de consejos sobre lo que debes hacer cuando tu perro es potencialmente peligroso.

 

Es importante lograr aprehender los consejos presentados a continuación, ya que de esta manera podemos evitar situaciones poco felices.

Consideraciones generales

En el 2012, fueron 6500 las denuncias que recibió el instituto de Zoonosis Luis Pasteur por ataques de perros provocados en la Ciudad de Buenos Aires. De todas maneras se sospecha que el número sería mucho mayor si se tuvieran en cuanta aquellos casos que no han sido denunciados ( se estima que habría un 30 % que no presento la denuncia correspondiente).

Un dato importante, es que comúnmente las víctimas son niños, cuyas edades rondan entre los cinco y nueve años. Las lesiones generalmente ocurren en espacios públicos, y según explican especialistas, los animales se sentirián invadidos y a través del ataque defienden su lugar.

Teniendo en cuenta este panorama poco alentador, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implementó una ley, que fue el 13 de enero de 2012 promulgada. Se trata de la ley 4.078 cuyo objetivo es lugar la tenencia de perros que son considerados como potencialmente peligrosos. Es una especie de norma que tiene un fuerte caracter preventivo, que ya cuenta con antescedentes en nuestro país, porque fue implementada en Mendoza y Córdobam entre otras provincias.

¿Qué se entiende por perros potencialmente peligrosos?

Bajo esta normativa, se contempla una serie de razas que se las considera como peligrosas. Algunas de éstas son: el cane corso, ovejero alemán, el presa canario, el mastin napolitano, el gran perro japonés, el bull terrier, el dogo de burdeos, el bullmastiff, el rottweiler, el doberman, el akita inu, el tosa inu, el fila brasileño, el dogo argentino, el american staffordshire terrier, el staffordshire bull terrier y el pitbull terrier.

¿Qué debo hacer como dueño de algunas de estas razas?

Las personas que tengan como mascotas alguna de estas razas que son consideras como potencialmente peligrosas, deben cumplir con una serie de reglamentaciones que están especificadas en la ley. Por un lado, se debe solitar la inscripción en el registro, antes de que el cachorro cumpla tres meses. Además este debe ser identificado con un collar que tenga una chapa, donde debe constar la siguiente información: nombre del dueño del perro y el número de la inscripción en el registro.

Cuando el perro circule por la vía pública, éste debe llevar un bozal y estar sujeto con una correa, que debe ser corta ( y nunca extensible ) siendo lo máximo permitido de distancia dos metros. En la propiedad privada, se debe garantizar un cerramiento adecuado donde se encuentre el perro para evitar que las personas que se acerquen desde el exterior, no  resulten dañadas.

Asi mismo, esta ley deja sancionada la prohibición del abandono de estos perros alcanzados por la ley. En caso de que se constate este hecho, puede existir sanción, ya que es considerado como una falta gravísima.

Queda la obligación de comunicar inmediatamente al registro en caso de que el perro genere daños y o perjuicios tanto a su propio dueño como a otras personas.

Por último, es fundamental comunicar en el mismo momento en que se produce una agresión, robo o pérdida del perro al registro, para poder tratar de buscarlo y para poder tomar las medidas necesarias en caso de que un perro potencialmente peligroso esté suelto en la calle.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *