Depresión en aves ¿Cuáles son sus manifestaciones?

La depresión, tal como sucede en los seres humanos, es un problema que puede afectar a las aves. Según aseguran los expertos, este trastorno se da como resultado de un conjunto de alteraciones que influyen en su estilo de mida. Es frecuente que la depresión se de mayoritariamente en cacatúas, loros y guacamayas.

descarga (1)

En lo que sigue hablaremos de distintos aspectos en los que la depresión afecta a las aves y cómo éstas se relacionan en la convivencia con otras personas. No es detalle menor que la ausencia de las personas que conviven con las aves también tengan efectos significativos.

Problemas de la depresión en las aves. Manifestaciones habituales.

En el caso concreto del loro, se trata de un animal que en su hábitat natural se maneja en bandadas y dentro de éstas, tienden a fomar núcles de parejas y tener crías con ésta, conservando una gran fidelidad hasta el momento de la muerte.

images (1)

Ante situaciones disrruptivas, que provocan la muerte o ausencia de este compañero o compañera, el animal reacciona frente a esto con una serie de manifestaciones que tienen en común alterar la conducta habitual del animal. En este sentido es muy común ver que los loros comiencen a desplumarse o dejar de comer, como reacción frente a la pérdida.

La depresión de las aves en la situación de convivencia con personas

 

Teniendo en cuenta lo recién descripto, los loros cuando se encuentran como animales domésticos, tienen a sustituir a la pareja que tendría en su hábitat natural, por la persona con la que conviven y está a cargo de sus cuidados. En este sentido, la dependencia y fidelidad que a menudo tienen con su pareja reproductiva, se trasladará a la persona que lo crío y  con quien logró una identificación.

 

Depresión en las aves por la ausencia de la persona con la que convive

 

Tal como sucede con la pérdida de su pareja reproductiva, las aves reaccionarán ante cambios o ausencias de la persona que los críos y con quien se identificaron. En este sentido, puede que se den dos situaciones.

Loro 3

Una se da cuanto el ave comparte la jaula con animales de su especie, lo que lo impulsa a buscar el refugio en lo que sería la pareja reproductiva.

La otra situación se delimita cuando el ave se encuentra solo. En este caso concreto, lo más probable es que la reacción frente a la ausencia o cambio de la persona se manifieste en términos negativos para el animal, ya que entrará en un estado general de estrés, donde las principales manifestaciones son dejar de comer y comenzar a desplumarse, hasta que su piel quede totalmente expuesta.

 

Recomendaciones para evitar la depresión en las aves

 

De acuerdo a lo que los especialistas recomiendan, es importante evitar que el ave pase mucho tiempo solo, ya que en este caso se sentirán que fueron abandonados o se sienten desatendidos, lo que tiene efectos claros en el plano emocional del animal.

En este sentido, lo más aconsejable es que ante ausencias prolongadas, podamos encontrar un lugar de reubicación para el ave, es decir la casa de un amigo,de un familiar o en una guardería específica para aves, donde no sólo sus cuidados y alimentación se encuentren cubiertas, sino también donde el ave pueda sentirse acompañada.

Para finalizar, es conveniente no confundir el hecho de que un ave se arranque las plumas a que tiene calor. Esta es una confusión que a menudo suele darse, pero puede tener graves consecuencias, ya que si no se interpreta esta manifestación como síntoma de depresión o estrés, el ave puede llegar a un estado de inermidad que lo puede conducir a la muerte.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *