Las mascotas exóticas y los niños, no son buena dupla

Roedores, reptiles y otras mascotas exóticas, se oyen muy atractivos para tenerlos como mascotas, pero no se debería tenerlas en caso de que haya personas en el hogar con problemas en su sistema inmunológico o con niños pequeños.

462

Según la recomendación de la Academía de Pediatría de Estados Unidos, las mascotas exóticas no hacen una buena dupla con los niños y personas con problemas en su sistema inmune.

Un reptil, un hamster e incluso hasta una tortuga, pueden ser un medio para propagar infecciones y enfermedades, como por ejemplo la salmonella, parásitos cryptosporidium y bacterias campilobacterias entre otros.

Según el informe relevado por dicha Academia, aproximadamente el 11% de los casos de salmonella en niños fueron producto del contacto con tortugas, largatos entre otros reptiles. Algunos de los síntomas de ésta es la fiebre y la diarrea grave.

Los padres, antes de adoptar como mascotas a estos animales exóticos deben estar correctamente informados acerca de los riesgos que corren los menos de 5 años por el contacto con éstas.

Éstas en los niños de 5 años o menos, pueden provocar desde simples alergias hasta distintas infecciones y enfermedades. Es necesario tener en cuenta, que la mayoria de los reptiles, que forman parte del grupo de las mascotas no tradicionales, portan y transportan la bactería que provoca la salmonella.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *