Información e Imágenes de la raza canina Dogo Mallorquín

La raza que hemos elegido el día de hoy para hablar un poco y mostrársela a todos nuestros lectores es la llamada Dogo Mallorquín o Ca de bou, una raza canina propia de las Islas Baleares. Es un perro moloso, cuyo nombre en catalán significa perro de toros, nombre que se les adjudico debido a que en la antigüedad, los perros pertenecientes a esta raza se enfrentaban a los toros en peleas organizadas por los humanos. Por suerte hoy en día estas practicas ya no se realizan, y los perritos de esta raza se han convertido en increíbles perros de compañía, guardianes, valientes y sumamente fieles a sus dueños.

Como todo perro sin importar la raza, con una buena socializacion desde cachorro y una buena educación, se pueden convertir en un perro muy familiar al que le encantara pasar tiempo con su familia y dar largos paseos cada día. Si te gustaría conocer un poco mas de esta raza, o estas pensando en adoptar uno, no podes dejar de leer todo lo que tenemos para contarte acerca de ellos el día de hoy.

Características y curiosidades de la raza Dogo Mallorquín

A continuación, te contamos breve mente algunas de las curiosidades y características mas importantes de los ejemplares de esta raza, que luego serán detalladas a lo largo de la publicación.

  • Origen: España, Europa.
  • Clasificación FCI: Grupo II.
  • Características físicas: Rustico, musculoso.
  • Tamaño: Mediano.
  • Altura: Suelen medir entre cincuenta y cinco y setenta centímetros a la cruz.
  • Peso adulto: Por lo general pesa entre veinticinco y cuarenta y cinco kilogramos.
  • Actividad física recomendada: Alta.
  • Esperanza de vida: Entre diez a doce años aproximadamente.
  • Carácter: Equilibrado, tranquilo, muy fiel.
  • Ideal para: Pisos, vigilancia.
  • Recomendaciones: Arnés, para el paseo.
  • Clima recomendado: Templado.
  • Tipo de pelo: Seco, liso, corto.

Origen de la raza Dogo Mallorquín

Esta raza canina se origino alrededor del año 1232, cuando el Rey Jaime I, conquisto el archipiélago de las Islas Baleares. Lo acompañaban en su viaje varios perros de gran tamaño y sumamente fuertes, entre alanos y dogos de la Peninsula Iberica, los cuales dieron origen al actual Dogo Mallorquín. Fue en el año 1713 mediante el tratado de Utrecht, que las Islas Baleares pasaron a ser colonias inglesas, y durante este periodo de dominio ingles, se fomentaron las peleas de perros entre ellos y entre ellos y toros, lo cual era considerado un deporte muy común en ese entonces en toda Inglaterra.

En esa misma época se comenzaron a realizar cruzas entre los perros que ya existían en las islas con el objetivo de conseguir el perro de pelea mas adecuado para las altas temperaturas del lugar. El resultado de estas cruzas fue la raza Dogo Mallorquín.

También se usaba estos perros por parte de los carniceros para controlar y ayudar a matar a los bovinos.

Varios años después, cuando las Islas Baleares volvieron a ser parte de la Corona Española,se prohibieron las peleas, y los dogos de Mallorca siguieron utilizándose como perros guardianas y ayudantes de carniceros.

Hoy en día esta raza es poco conocida fuera de su zona de origen.

Características físicas del Dogo Mallorquín

Los perros pertenecientes a esta raza tienen una alzada media, son muy robustos y musculosos. La altura a la cruz en el caso de los machos suele ser de entre cincuenta y cinco y cincuenta y ocho centímetros, mientras que en las hembras varia entre cincuenta y dos a cincuenta y cinco centímetros. Los machos suelen pesar cuando son adultos entre treinta y cinco y treinta y ocho kilogramos, mientras que el peso en las hembras oscila entre treinta y treinta y cuatro kilogramos.

Como se puede bien observar en las imágenes, estos perros tienen una cabeza fuerte, maciza, grande y con tendencia a ser de forma mas bien cuadrada. La depresión naso frontal es bien marcada, al igual que el surco frontal. Los maxilares so fuertes y prominentes. La nariz es de color negro y ancha. Los ojos son grandes, de forma ovalada y de color oscuro. Las orejas son de inserción alta, y sobre el lateral de la cabeza, son de pequeño tamaño y se encuentran algo echadas hacia atrás y curvadas en forma de rosa.

Tienen un cuerpo ligeramente mas largo que alto, y la linea superior se eleva desde la cruz hasta la grupa. La cola es de inserción baja y alcanza el corvejón.

En cuanto al pelaje, este suele ser corto, y áspero al tacto. Puede ser atigrado, leonado o negro. Se admiten las manchas de color blanco en los pies anteriores, en el pecho y en el hocico. También se admite la mascara color negro en los perros de cualquier color.

Carácter de los perros de raza Dogo Mallorquín

Los perros de esta raza conservan el temperamento de sus antepasados, siendo perros sumamente valientes y decididos. Tienen un temperamento tranquilo, equilibrado y son muy fieles con los miembros de su familia, lo cual los convierte en excelentes perros guardianes y protectores de su familia.

No suelen ladrar sin motivos, pero son desconfiados con los extraños y tienden a ser agresivos con otros perros si no se los sociabiliza de la forma adecuada desde cachorros.

Cuidados específicos que necesita esta raza

El pelaje de estos perros no demanda de mucho esfuerzo para su mantenimiento y cuidado. Bastara con un cepillado a la semana, o a lo sumo dos. Tampoco se aconseja bañarlos con demasiada frecuencia.

Los perros Dogo Mallorquín necesitan realizar mucha actividad física, los paseos diarios pueden brindarles gran parte de ese ejercicio diario, al mismo tiempo que lo ayudan a mantenerse sociabilizado.

No se adaptan muy bien a la vida en departamentos pequeños, ni en ares urbanas con mucha población, mas bien prefieren los lugares con mucho espacio al aire libre.

Educación del Dogo Mallorquín

Por sus características naturales, es evidente la importancia de socializar a estos perros desde temprana edad y empezar el adiestramiento canino también cuando son cachorros. Un dogo mallorquín que no tenga una correcta socialización y adiestramiento puede llegar a convertirse en un perro destructor. Sin embargo, bien educado y socializado, el perro de presa mallorquín puede ser una buena mascota, siempre y cuando su dueño comprenda la raza.

Por norma general estos perros son muy amigables con los integrantes de sus familias, incluso si son agresivos hacia extraños, pero tienden a ser independientes y poco cariñosos.

Como todos los animales, los ca de bou  o Dogo mallorquín no toleran bien el adiestramiento basado en castigos y malos tratos, pero responden bien al adiestramiento en positivo.

Salud de la raza

o existen datos oficiales sobre las enfermedades más comunes en la raza, y esto podría deberse a que se trata de una raza muy saludable o muy poco conocida. Sin embargo, por su constitución robusta y parecida a otros perros molosos, vale la pena prestar atención a problemas como: displasia de cadera, displasia de codo, torsión gástrica, ectropion, entropion, y problemas respiratorios.

No dudes en dejarnos tu comentario!

 

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *