Cómo hago para limpiar las piedras de la pecera?

Para asegurar la salud de los peces en nuestra pecera, de lo que debemos ocuparnos fundamentalmente, además de su alimentación, es de mantener limpio el acuario, ya que esto permitirá creer un entorno seguro donde el pez podrá nadar y crecer de forma saludable.

Una de las cosas más importantes cuando limpiamos la pecera que, suele ser una de las más olvidadas, es limpiar las piedras de la misma, ya que los desperdicios y comida que caen, suelen quedar acumulados entre estas piedritas. Entonces, dada la importancia de mantener limpias estas piedras, en lo que sigue te contamos cómo hacer la limpieza de las piedras de la pecera.

En general, se recomienda realizar esta limpieza cada dos semanas, ya que esto va a permitir que tus peces se manejen en un entorno súper saludable, lo que es sinónimo de buena salud en los peces.

Pasos para realizar la limpieza de las piedras en la pecera

Existe una serie de pasos a llevar a cabo para poder realizar de manera correcta la limpieza de las piedras de la pecera. Los mismos los dejamos detallados a continuación, mirá que fácil:

Paso 1: Lo primero que debemos hacer es trasladar a los peces para poder limpiar el acuario de manera tranquila. Para esto se recomienda sacar un poco de agua del tanque y colocarla dentro de un recipiente, que puede ser un balde o cualquier otro. Mediante una red, debemos remover de forma suave los peces del acuario hacia este recipiente donde se encontrarán sólo de modo temporal.

Paso 2: El segundo paso es drenar casi el 50 % del agua que está en el acuario y mover el limpiador de grava de plástica para arriba y para abajo en la pecera, para lograr generar succión, que es lo que necesitamos para llevar el agua por medio de la manguera al balde.

images (11)

Paso 3: Luego debemos unir la manguera al limpiador de plástico y una vez que la unimos la movemos alrededor del acuario para poder succionar sólo cantidades pequeñas de la grava dentro del limpiador. Para lograr remover los restos, debemos agitar el instrumento de manera fuerte para arriba y para abajo en el agua. Esto, además, va a permitir aflojar algún desperdicio que podría haber quedado acumulado entre las rocas del acuario, sin habernos dado cuenta.

Paso 4: En este paso debemos chequear las piedras para poder percibir si en ellas quedó alguna acumulación de algas. En caso de que encontremos cantidades significativas, lo que debemos hacer es tomar una porción de estas piedras  también las piedras más grandes presentes en el acuario y las remojamos en un recipiente que contenta por cada nueve partes de agua, una de blanqueador. Es importante no acudir al uso de los jabones o detergentes típicos, ya que estos podrían dejar sustancias tóxicas o bien que pueden quedar restos de estos productos que son tóxicos para los peces, tal como lo son para cualquier otro tipo de mascotas.

descarga (11)

Paso 5: Una vez que dejamos un tiempo en remojo las piedras con esa solución, el paso que sigue es enjuagar estas piedras antes de volver a colocarlas en la pecera. Además debemos volver a poner dentro del acuario todos los accesorios que sacamos fuera del mismo para hacer una correcta limpieza. Es importante que antes de regresar todos estos accesorios a la pecera, nos aseguremos que están correctamente limpios.

Para terminar, cabe señalar que si luego de haber terminado este proceso de limpieza, no se obtienen los resultados esperados, lo aconsejable es volver a repetir este proceso hasta obtener una buena limpieza de la pecera. Además, en caso de que veamos muy sucia la pecera, conviene hacer más frecuentemente este proceso.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *